20 formas naturales para disminuir la hipertensión arterial

La hipertensión arterial es considerada un padecimiento crónico de origen variado. Se caracteriza por el aumento sostenido de la presión arterial, sea sistólica y/o diastólica.

El origen de la presión alta solo llega a conocerse con exactitud en pocos casos (de un 5 a 20%). Para el resto se formulan algunas hipótesis: la influencia de algunos estados psicológicos (ansiedad, estrés, etc); el efecto de la renina, sustancia segregada por el riñón en condiciones de falta de oxigeno; o la acción de algunas hormonas en la glándula suprarrenal.

Síntomas de la presión alta

Lamentablemente la hipertensión es considerada un enemigo silencioso ya que la mayoría de las personas que la padecen generalmente no presentan síntomas.

En algunos casos, pueden sentirse palpitaciones en la cabeza o el pecho, mareos y otros síntomas físicos. Cuando no hay síntomas de advertencia, la enfermedad puede pasar desapercibida durante muchos años.

20 formas naturales para disminuir la hipertensión arterial

Sufrir este mal silencioso puede resultar desesperante si es que no se toma las medidas necesarias para evitarlo. Ojo, no solo basta con medirse la presión regularmente o seguir dietas recomendadas por especialistas. Existen métodos que están en nosotros mismos y en la naturaleza que pueden ayudar a combatirla y sobre todo que, están al alcance de nuestras manos:

CUIDAR EL PESO: Recuerde que si reduce su peso excesivo, bajara también su presión arterial.

CONSUMA PESCADO: Esta demostrado que ingiriendo estas especies marinas descenderá la hipertensión arterial.

CAMINE SIEMPRE: Procure que sea a diario y también realice ejercicios alternos no forzados, de preferencia en las mañanas.

DIGALE NO AL ALCOHOL: El beber aunque sea en pequeñas dosis, eleva inmediatamente la presión.

CUIDADO CON LAS GRASAS: Especialmente con las de origen animal (carnes). A diferencia de estas, los vegetales tienden a bajarla.

PAPAS ASADAS: Sin sal. Tienen potasio y eso ayuda a moderarla. Ídem: frijoles, cereales, frutas secas.

CUIDADO CON LA PILDORA: Aumentan ligeramente la presión en quienes la consumen, aunque actualmente se están suprimiendo estos riesgos.

LA COMIDA AL VAPOR: Cocine así las legumbres. También puede asarlas o cocinarlas en una sartén con aceite de oliva.

TENER UNA MASCOTA: Ponga su atención en ella. No sabe los beneficiosas que son y cuanto le ayudaran a regular su presión elevada.

RECREE SU VISTA: Evite pensar en problemas. Hágalo frente a un acuario y relájese. Tiene un efecto relajante maravilloso.

ALEJESE DE LA SAL: Es el peor enemigo. Ella hace retener mas fluidos y entonces aumenta la presión arterial.

CONOZCA SU PRESION: Es necesario, mídasela periódicamente. El saber cual es le permitirá tomar las medidas preventivas.

REIR, UN GRAN REMEDIO: Esta comprobado que la risa baja la presión rápidamente y ayuda a disminuir el estrés.

GANARÁ RELAJÁNDOSE: Tiéndase cómodamente, cierre los puños unos segundos y luego ábralos lentamente.

DISFRUTE DEL BUEN OLOR: Le relajaran los nervios y obviamente le ayudaran a normalizar su presión.

DESCUBRA LA SAL OCULTA: Especialmente en las conservas. Hay productos que suelen tener mas sal de la que imaginamos.

ESCUCHE BUENA MUSICA: Ideal para relajar los nervios y consecuentemente desciende la tensión.

HABLE CON SU OTRO YO: Le ayudará a resolver los graves problemas que le ocasionen las tensiones. Mejor si está solo.

CIGARROS, MALOS AMIGOS: Fumar daña nuestro sistema cardiovascular, empeorando las consecuencias de la hipertensión.

HAGA VIDA SOCIAL: Practique deporte en grupos. Realice paseos familiares o con amigos, ellos le ayudaran siempre.

CUIDADO: Cuando la hipertensión estalla, se producen hemorragias internas, siendo la más peligrosa la hemorragia cerebral, la que ocasiona hemiplejia o parálisis de medio cuerpo.

Remedios naturales para evitar la presión alta

OLIVO: Prepare un excelente remedio utilizando sus hojas. Las presiones muy altas ceden ante el benéfico efecto de las hojas de este árbol. Para ello solo tiene que poner a hervir unos 20 grs de ellas en un litro de agua por unos minutos.

Bébalo continuamente durante todo el día. Se debe seguir con el tratamiento luego de superada la crisis.

LOS AJOS: Ralle 3 o 4 dientes de ajos y remójelos en una taza durante toda la noche. Al día siguiente (en ayunas) beber el preparado. Repetir la toma hasta que baje la presión arterial.

Acostumbre incluir en sus comidas el ajo y el perejil. Las peras también ayudan a disminuir una presión elevada.

NO TE VAYAS! Si te gustó nuestro artículo, no te olvides de compartirlo en tus redes sociales. Además también podrás ver los demás temas de salud, dietas y belleza que tenemos para ti.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.