InicioSALUDSignos o Señales de alarma en el recién nacido CUIDADO!

Signos o Señales de alarma en el recién nacido CUIDADO!

Señales de alarma en el recién nacido que no conocías. Generalmente, cuando se es mamá o papá por primera vez, despiertan grandes temores con respecto a los signos de alarma que puedan afectar la salud de sus bebes recién nacidos.

Por ello, es muy importante conocer su temperatura, el color de su piel, su llanto, en fin, todos sus movimientos, es la mejor manera de estar alertas.

Cuando estas señales cambian, sin duda, son signos de alarma en el recién nacido que se presentan de manera abrupta, lo cual indicará que tendremos que buscar ayuda profesional.

Desde el primer momento en que un bebe nace hay que estar en constante vigilancia sobre todo en la primera semana de nacimiento.

Es el Tiempo suficiente para ir conociéndolo poco a poco, de presentar alguna señal de alarma preocupante, esta de mas decir que se tiene que contar con supervisión medica.

Es importante que los padres estén atentos a los signos y señales de alarma en un recién nacido para asegurarse de que esté sano y en desarrollo adecuado. Aquí hay algunas señales que podrían indicar la necesidad de buscar atención médica:

Señales de alarma en el recién nacido

  1. Dificultad para Respirar: Respiración rápida, jadeante o problemas para respirar.
  2. Color de la Piel: Coloración pálida, azulada o amarillenta en la piel, especialmente alrededor de los labios o las uñas.
  3. Temperatura Corporal: Fiebre (temperatura superior a 38°C) o hipotermia (temperatura inferior a 36.5°C).
  4. Dificultad para Alimentarse: Problemas para succionar o alimentarse, o una falta de interés en la alimentación.
  5. Llanto Persistente: Llanto persistente que no se calma con el cambio de pañal, alimentación o comodidad.
  6. Vómitos Persistentes: Vómitos frecuentes o persistentes después de la alimentación.
  7. Distensión Abdominal Excesiva: Abdomen hinchado o distendido.
  8. Falta de Movimientos Intestinales: Falta de movimientos intestinales o presencia de heces inusuales.
  1. Ausencia de Respuesta o Alerta: Falta de respuesta a estímulos visuales o sonoros, o falta de alerta.
  2. Movimientos Anormales: Movimientos o temblores inusuales, o la falta de movimientos normales.
  3. Regurgitación Excesiva: Regurgitación excesiva o arqueo persistente de la espalda durante o después de la alimentación.
  1. Ojos o Orejas Inflamadas: Inflamación, enrojecimiento o secreción en los ojos o las orejas.
  2. Falta de Respuesta a Sonidos: Falta de respuesta a sonidos fuertes o a la voz de los padres.
  1. Erupciones Persistentes: Erupciones cutáneas persistentes, especialmente si están acompañadas de fiebre.
  2. Ictericia Severa: Ictericia (coloración amarillenta de la piel) que empeora o persiste más allá de la primera semana.
  1. Somnolencia Excesiva o Dificultad para Despertar: Somnolencia excesiva o dificultad para despertar al bebé.
  2. Pérdida de Peso Excesiva: Pérdida de peso significativa o insuficiente aumento de peso.
  1. Rigidez Muscular o Hipotonía: Rigidez muscular o, por el contrario, falta de tono muscular (hipotonía).
  2. Asimetría en Movimientos: Asimetría en los movimientos o falta de movimiento en una extremidad.
  1. Respiración Ruidosa o Entrecortada: Respiración ruidosa, entrecortada o signos de dificultad respiratoria.

Estas señales pueden variar en gravedad y pueden indicar una variedad de problemas de salud. Siempre es recomendable que los padres consulten con el pediatra si tienen preocupaciones sobre la salud de su recién nacido. La detección temprana y la intervención son clave para abordar cualquier problema de salud potencial.

NO TE VAYAS! Si te gustó nuestro artículo, no te olvides de compartirlo en tus redes sociales. Además también podrás ver los demás temas de salud, dietas y belleza que tenemos para ti.

ARTÍCULOS RELACIONADOS